Carrito

El 21 de junio tenemos un eclipse solar a 0º de Cáncer. El Sol y la Luna se unirán en Cáncer lo suficientemente cerca del Nodo Norte en Géminis para que ocurra el eclipse. Un eclipse solar lleva toda la energía de una Luna Nueva con la chispa extra del eclipse. Y no será el último de esta temporada, el día 5 de julio tendremos un nuevo eclipse de Luna a 14º del signo de Capricornio.

Se puede decir que, en un mes lunar, seremos testigos de dos eclipses penumbrales de luna y un eclipse anular de sol ¡Casi nada! Esto no volverá a suceder hasta dentro de 9 años. Además, este eclipse solar cae un día después del solsticio de verano, introduciendo una energía completamente nueva para que podamos proyectar nuestras intenciones de Luna Nueva.

Un eclipse solar ocurre cuando la Luna, el Sol y la Tierra se alinean, y una porción de la Tierra se ve envuelta en la sombra de la Luna mientras bloquea la luz solar directa, convirtiendo el día en noche. Al estar la Luna en su apogeo, el borde del sol será visible, formando un anillo de fuego, conocido como “eclipse anular” o “anillo de fuego”.

Este eclipse podrá verse desde África central, el sur de Asia, China y las islas del Pacífico, pero no se verá desde el continente americano.

 

La Temporada de Eclipses

 

Cada eclipse de una temporada nos irá avanzando un tema que estará relacionado con el anterior y con el clima astral del momento, hasta que comprendamos el mensaje y actualicemos nuestro potencial. La temporada de eclipses es un proceso, como si el Universo supiera que no podemos procesar toda la información de golpe e iniciar el cambio que se necesita hacer, por lo que tenemos muchos meses por delante para ir integrándolo todo.

Los eclipses son puertas de cambio, aceleran procesos internos. Los pueblos antiguos los temían y veneraban, y eran considerados como fuertes presagios y mensajes de los dioses. Consideraban que los eclipses abren portales a otras dimensiones y que eran momentos especiales para alinearnos con el cosmos, porque el velo entre los mundos se vuelve más delgado y la transformación espiritual puede ser rápida y radical.

 

Eclipse de Sol sobre el Nodo Norte

 

Un eclipse sobre el nodo norte siempre nos pide integrar procesos internos para crecer y expandirnos. Nos empuja a descubrir nuestro norte de vida. Este punto en el espacio simboliza la dirección en la que se nos anima a avanzar para evolucionar. Se nos pide estar abiertas a renunciar al pasado para abrirnos a lo nuevo. Una vez al año el Sol cruza el Nodo Norte para recordarnos donde está nuestro potencial de crecimiento.

El trabajo del eclipse es hacer brillar un rayo deslumbrante de verdad en la parte de tu vida que está siendo tocada, y esto puede suceder de una forma sorprendente. Los eclipses son brillantes iluminadores y al estar en Cáncer nos llama la atención sobre la importancia de vivir las emociones con conciencia.

 

 

Sanando nuestras emociones

 

Este eclipse nos ayuda a escuchar y aceptar nuestros sentimientos para cambiar nuestra perspectiva sobre ellos. Nos empuja a descubrir y sanar una herida emocional del pasado, a desbloquear un patrón emocional limitante y a darnos el amor incondicional que merecemos. Serán días muy cargados de emociones. La oportunidad de este ciclo es entrar en las profundidades del reino de las emociones e ir hacia esos espacios de vulnerabilidad y pura sensibilidad que nos unen con nuestra Alma. En ese lugar, habitando en la emoción, reside lo más maravilloso de estar vivas.

La comprensión de la naturaleza verdadera de nuestras emociones es un proceso lento, a veces doloroso, que nos permite identificar nuestras necesidades, y tomar conciencia de lo que queremos realmente crear en este momento de nuestra vida para sentirnos a gusto, en casa, protegidas y cuidadas. Observar y dar estructura al cuerpo emocional es un proceso de conciencia a través de la comprensión de los más profundos anhelos de nuestra Alma.

Además, los eclipses nos dan la oportunidad de cerrar conscientemente nuestro pasado emocional: esas relaciones que se acabaron pero que todavía están en nuestro interior en forma de heridas o enganches emocionales. Recuerda que para que entre algo completamente limpio y nuevo tenemos que sanar y liberar esos lazos inconscientes.

Muchas cosas pueden salir a la luz durante este tiempo, por lo que es importante escucharnos y observarnos. Es un momento de presente, de nutrir nuestra esencia, de comprender quienes somos, a dónde vamos y de dónde venimos.

En este período del año, podemos sentir fácilmente que todo sucede demasiado rápido para comprender su significado de inmediato. Esta energía puede ser abrumadora si no sabemos cómo ponerla a tierra.

 

Sanando la línea ancestral

 

El eclipse nos hace una sutil invitación a profundizar en nuestras raíces, en nuestro pasado (Cáncer), para descubrir que es lo que nos está limitando en nuestro proceso de llegar a ser una persona completa y realizada (Capricornio). Heredamos mucha carga de nuestros padres, e incluso las experiencias que nuestros ancestros no resolvieron adecuadamente, son tarea nuestra en esta vida. No somos individuos aislados, conocer nuestras raíces y de dónde venimos es un paso fundamental para el autoconocimiento y la realización personal.

 

¿Cómo somos realmente? ¿En que grado nos parecemos a nuestros antepasados? ¿Qué arrastramos de nuestros padres, abuelos o bisabuelos?

El poder del inconsciente es enorme y lo desconocemos por completo. El llegar a Capricornio consiste en diferenciarse y alcanzar la plenitud personal ¿para qué? Para volver a lo colectivo (Cáncer) y dejar una nueva luz a las futuras generaciones. Estudiar las cartas de los miembros de la familia aporta una inmensa luz sobre muchos procesos que vivimos nosotras. Quizás el eclipse aporte algo de consciencia sobre todo esto.

 

Eclipse en el Solsticio: cerrando y abriendo puertas

 

Este eclipse es peculiar porque se ha dado justamente en el solsticio. Los eclipses y los solsticios son portales energéticos poderosos. Este eclipse abre literalmente nuevas puertas y cierra otras de golpe. Lo que sucede durante el Solsticio dicta la energía de los siguientes tres meses. Los efectos de un Eclipse, por otro lado, pueden duran hasta seis meses. Este evento cósmico es tan significativo que podría establecer el tono para el resto del año. Si usamos su energía sabiamente, puede ofrecernos oportunidades increíbles para el crecimiento.

Muchas cosas pueden salir a la luz durante este tiempo, por lo que es importante escucharnos y observarnos. Es cierto que entrar en la nueva estación con un eclipse en el sol, opaca de cierta forma este evento. El Sol representa la conciencia, la vida, nuestras motivaciones personales y nuestro sentido de propósito. Al estar tapado por la luna, podemos sentirnos agitadas, como si nos faltara algo. El oscurecimiento del Sol indica que los efectos del eclipse a menudo comienzan internamente, y por unos días podemos sentirnos perdidas o abrumadas por poderosas emociones inconscientes.

Pero el Universo ni juega al azar ni cree en la casualidad, por lo que todo tiene un sentido, aunque ahora no sepamos comprenderlo. Como siempre estos eventos son significativos si caen lo suficientemente cerca de planetas importantes en tu carta natal.

 

Cuando termine la temporada de Eclipse, tendremos tiempo para pensar en lo que hemos pasado, lo que ha cambiado. Durante estas semanas, cuando la energía es más fuerte, es crucial darnos tiempo extra para relajarnos.

En los eclipses solares podemos darnos cuenta de que queremos cosas para nuestras vidas que realmente no estamos enfocando ni recibiendo. Junto con el solsticio es una gran oportunidad para dar la bienvenida a la abundancia y enviar al Universo esos nuevos deseos.

 

Proyectando las intenciones de la Luna Nueva

  

Un eclipse solar es una luna nueva mucho más intensa. Cada mes, en cada luna nueva revivimos un nuevo comienzo, como si el Universo nos diera la oportunidad de empezar de cero. Cáncer nos pide ir hacia adentro, para conectar con nuestra sabiduría interna.

Los eclipses solares crean nuevos comienzos y nuevas oportunidades. Por lo general, son emocionantes y positivos porque traen noticias de la nada. Siempre hay una sensación de que los acontecimientos se aceleran.

Este es el mejor momento del año que puedes aprovechar si deseas transformar radicalmente tu realidad. Muchas personas, durante el tiempo que pasaron en casa, se dieron cuenta de que no estaban contentas con la vida que estaban viviendo, pero no estaban seguras de cómo cambiarla.

Puedes usar esta energía para manifestar lo que sueñas: establece una intención clara para el futuro y comienza a trabajar activamente para lograrlo, paso a paso 🌻.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta